Páginas

sábado, 13 de abril de 2013

Albóndigas de espinacas y requesón


Hoy os traigo unas albóndigas diferentes, nada de carne, solo queso y espinacas ¿qué os parece? En mi casa han sido un descubrimiento. Son muy sencillas y rápidas de hacer y queda un plato muy aparente y saciante.

Lo más importante al preparar este plato es picar muy bien las espinacas. Yo no lo hice y al cortarlas para comer resultaban muy incómodos los trozos grandes. Pero quitando eso, están estupendas.


Antes de que se me olvide, el blog cumplió un año el día 11. ¡Como pasa el tiempo! Y pensar que yo no tenía ni idea de lo que era un blog hasta que mi hermano creo este (hasta el nombre fue idea suya) para que yo escribiera recetas y me entretuviera un rato... En fin, solo deciros que muchas gracias a todos por estar ahí todo este tiempo y por vuestros comentarios, que siempre tenéis buenas palabras y me animáis mucho a seguir cocinando.

Y después de este momento tan bonito ; ) vamos con la receta que es adaptada del libro '1026 Recetas de Cocina Internacional'


Ingredientes:
(Para aproximadamente 30 albóndigas de 3 cm. de diámetro)

-  700 gr. de espinacas frescas o 600 gr. de espinacas congeladas.
-  250 gr. de requesón.
-  2 huevos.
-  ½ cucharadita de pimienta negra molida.
-  125 gr. de queso parmesano rallado.
-  75 gr. + 2 cucharadas de harina.
-  30 gr. de mantequilla o margarina.
-  450 ml. de leche.
-  Nuez moscada en polvo.
-  Sal.


Preparación:

Si se utilizan espinacas frescas, retirar los tallos duros y lavar a fondo. Rehogarlas con un chorrito de aceite. Escurrir bien, exprimir y picar. Si se utilizan espinacas congeladas escurrir, exprimir y picar.

En un cuenco mezclar las espinacas picadas, el requesón, los huevos, 60 gr. de parmesano. 75 gr. de harina, la pimienta molida y una pizca de sal. Con las manos mojadas para que no se pegue la masa, formar bolas de unos 3 cm. de diámetro, apretando bien la masa.

Mientras se forman las albóndigas, poner agua a hervir en una cacerola y llevar a ebullición. Bajar el fuego para que el agua apenas se agite. Cocer las albóndigas en dos o tres tandas entre 3 y 5 minutos hasta que floten. Retirar del agua con una espumadera y colocar sobre papel de cocina para que escurran.


Precalentar el horno a 180ºC. y preparar la bechamel. Para ello derretir la mantequilla en un cazo a fuego moderado, agregar las dos cucharadas de harina y mezclar hasta que esté bien integrada. Cocinar un poco, ir vertiendo la leche poco a poco,  agregar una pizca de nuez moscada y de sal. Cocinar a fuego suave sin dejar de remover con una varilla o cuchara de madera hasta que la salsa hierva y espese un poco. Retirar del fuego y mezclar con 30 gr. de parmesano.

Poner las albóndigas en una fuente refractaria, verter la bechamel por encima y espolvorear el resto de parmesano. Hornear entre 15-20 minutos hasta que la salsa este bien caliente y burbujeante y el parmesano este dorado.


14 comentarios:

  1. Hola!! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora! :D Ojalá que también te guste nuestro espacio!! Un abrazo fuerte! :) www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por quedaros y bienvenidos!!!

      Eliminar
  2. Qué pinta tan estupenda¡¡ además con esa cobertura...deben de estar muy buenas.
    Saludos desde la Fragua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustaron mucho : ) y como tu dices con la bechamel quedan buenísimas.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. MMMMM, fantásticas, Belén! Me parece una idea genial el gratinado, desde luego tengo que ponerlo en práctica!!! Gracias por tus consejos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! El gratinado le da un puntito a las albóndigas buenísimo.

      Muchas gracias por pasarte por aquí. Un beso

      Eliminar
  4. Hola guapa!!!
    No se me habría ocurrido nunca hacer albóndigas de espinacas...es todo un descubrimiento para mí que seguro que haré, haber si asi camuflada la verdura se la comen.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues lleva mucha verdura y la bechamel la camufla muy bien, espero que te salga bien la jugada ; )

      Besos

      Eliminar
  5. Guau!!!!
    Me encantan!!!! Nada de carne!!!!
    Y que ricas así gratinaditas....
    Tienen que estar de rechupete!!!!
    Un beso, Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que energía Titanii!! No te puedes imaginar la alegría que me da que te guste tanto.

      Un besazo

      Eliminar
  6. Vaya pintaza, me encanta el queso (todos los tipos, aunque siempre mejor cremositos) y me encanta la bechamel... Aunque en mi versión creo que también les pondré carne picada. Gracias por la recete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm... Te van a salir muy ricas con la carne. Ya me contarás.

      Un beso

      Eliminar
  7. Dios mio!! acabo de morir de salivación al ver esta receta!! va directa a favoritos y no muy futura receta porque esto cae pronto! mmmm

    Gracias por compartir esta receta y con ese pintón!!!

    Besitos!!

    http://cherrybake1.blogspot.com.es/

    Celia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je,je Ya me contaras qué te ha parecido. A mi me gusto en el momento que la vi porque era muy buena alternativa las albóndigas de carne y además están buenísimas!!

      un besazo

      Eliminar

¡Muchísimas gracias por visitar el blog y dejar tu comentario!

Si queréis hacer alguna consulta podéis escribirme a belenderechupete@gmail.com